La ventana de junio representará el primer desafío de la albiceleste en el 2017, previo al siempre adverso Rugby Championship y con la mirada ya puesta en los rivales del próximo mundial. ¿Cuáles son los aspectos del seleccionado argentino que pueden fortalecer la serie de amistosos frente a Inglaterra y Georgia?

En cualquier deporte, siempre que se afronta una seguidilla de partidos de exhibición, los técnicos remarcan que a pesar de la falta de exigencia de estos encuentros sirven para encontrar cuestiones positivas a potenciar y negativas a corregir. Con un futuro casi definido en ésta edición del Super Rugby, el plantel liderado por Agustín Creevy tendrá tres partidos en los que no sólo enfrentará a una potencia y futuro rival en Japón 2019 y a una selección en un considerable crecimiento. El desafío para el equipo de Hourcade será también encontrar esas virtudes y falencias que exponen esta clase de test match.
¿Que va a resultar positivo? Rápidamente aparece lo obvio. La cercanía con la gente y la posibilidad de recorrer el país que le permite el jugar en casa a un plantel que a perdido la facilidad de contagio. Por otra parte, la experiencia para los que ya conocen lo que es vestir la celeste y blanca, para recomponer la confianza y la moral, y la posibilidad de mostrarse aquellos que debutan.
Será determinante la sensación de renovación que aportarán los nuevos nombres que llegan con cambios obligados: Bautista Ezcurra y Emiliano Boffelli, Felipe Arregui y Gonzalo Bertranou (fundamental ante la ausencia de Cubelli). Debutantes que no sólo favorecerán a la competencia interna sino que permitirán aceitar engranajes de un equipo en el que en muchos puestos algunos parecían indiscutibles.
Además, enfrentar equipos con primeras líneas tan fuertes puede corregir las dificultades que han tenido tanto Pumas como jaguares la delantera tanto en defensa como en ataque. Cuestiones técnicas como el breakdown, de suma importancia en Europa y de mínima en el Super Rugby, serán fundamentales a corregir antes, durante y después de la ventana de junio
¿Qué puede llegar a faltar? Si bien en la lista de convocados aparecen nuevos nombres, algunos lugares parecen tener siempre los mismos competidores y otros parecen no tener los nombres que se necesitan en esos puestos para potenciar un estilo de juego.
Un ejemplo son los backs, donde una serie de nombres han ido rotando los puestos de wings, centros y aperturas. En la lista presentada por Hourcade faltan algunos nombres que podrían darle mayor explosión a un equipo que prima el vértigo y la dinámica.
San Juan, Santa fe y Jujuy serán las sedes donde el Head Coach argentino podrá empezar a dilucidar los sobrantes y los faltantes de los Pumas después de un 2016 agitado y en vistas a un futuro lleno de desafíos. Renovar, retocar y recomponer deben ser las acciones fundamentales a potenciar en estos amistosos para que el combinado argentino pueda empezar a moldearse de cara al futuro.
 
share on:
share on: