Pese a un primer tiempo adverso, el seleccionado juvenil ganó categóricamente en el partido por el tercer puesto. Superó 49 a 19 a Sudáfrica, que no supo que hacer con los ánimos y buen juego argentino.

En la primera mitad, Argentina entró con una disciplina similar al encuentro frente a Irlanda. Por momentos muy pacientes, presionando, pero los Baby Boks fueron mejores en las formaciones fijas y en la intercepción. Así llegó el primer try. Posteriormente Sudáfrica alcanzó el segundo try de primera fase, luego de un scrum. El panorama no era el mejor.
Pero Los Pumitas se fueron metiendo en partido y poco a poco encontrando la vuelta. En una jugada también idéntica al partido contra Irlanda, el apertura Domingo Miotti tiró un rastrón en ataque al in-goal para que llegue Juan Cruz Mallía y apoye de a cinco puntos por primera vez en la tarde.
En los cuarenta minutos inciales el dominador fue Sudáfrica, que defendía y se posicionaba para atacar rápidamente. Además, proponía y manejaba los tiempos en las formaciones fijas. De todas formas,  Mallía, en una presión muy arriba, la robó de intercepción, contraatacó y descontó con su segundo try. Sumado a las buenas patadas de Miotti, que sumó todo lo que intentó, el resultado parcial terminó 19 a 17 abajo.
El complemento fue todo de Argentina.: sumando penales, con buena defensa, salvando pelotas u oportunidades de try de Sudáfrica. Y todas estos buenos pasajes hicieron mella en el ánimo de los sudafricanos. Argentina repuntó luego del segundo try de Mallía, el Man of the Match, y la amarilla para Sudáfrica.
En la última jugada, Juan Cruz Mallía, Man of the Match, marcó su hat trick.
Este envión anímico permitió el primer try en el complemento, por una buena jugada con mucha claridad. Miotti fue clave para estirar y despegarse en el tanteador. Y esa contundencia se tradujo en nuevos tries, de maul y de jugadas abiertas. Los Pumitas marcaron dos conquistas más. Además, buscó jugar todas las pelotas que tenían a pesar del buen resultado a favor. Argentina pescó mucho y todo repercutió en la cabeza de los Baby Boks. Y como si fuera poco, en la última jugada, con el tiempo cumplido, luego de un line y pelota abierta, llegó el hat trick de Mallía.
Como actuaciones destacadas, el mejor del partido, Juan Cruz Mallía. El jugador del Jockey de Córdoba marcó tres tries, pescó pelotas y fue clave en numerosas jugadas, tanto en defensa como en ataque. Otras de las actuaciones sobresalientes, la del hooker Gaspar Baldunciel, que llegó al try luego de un gran maul.
Argentina había conseguido en el 2012 el cuarto puesto, la mejor actuación del seleccionado juvenil luego de que la categoría se unificara. Pero en el 2003, el seleccionado M21 sí había conseguido el tercer lugar. Además de un segundo podio de un equipo argentino en mundiales, este título es categórico. Primero porque se le ganó dos veces a Sudáfrica en el mundial y segundo porque en el último partido se lo hizo con gran contundencia. El resultado final, 49 a 19. Título merecidísimo.
Incidencias:
1° Tiempo: 6′ Try y conversión (RSA), 9′ Try (RSA), 14′ Try y conversión (ARG), 21′ Try y conversión (RSA). 26′ Try y conversión (ARG). 27′ Amarilla (RSA).  34′ Penal (ARG).  Resultado parcial: Argentina 17 – 19 Sudáfrica.
2° Tiempo: 42′ Try y conversión (ARG). 46′ Penal (ARG). 52′ Penal (ARG). 61′ Try y conversión (ARG). 67′ Try y conversión (ARG). 70′ Amarilla (ARG). 81′ Try (ARG). Resultado Final: Argentina 49 – 19 Sudáfrica.

 

Foto: World Rugby
 
share on:
Tomás Deagustini

Tomás Deagustini

Periodista y fan del rugby.
share on: