A través de esta nota, realizamos un balance de la actuación histórica de los Pumas en las Copas del Mundo, luego del cuarto puesto en Inglaterra 2015.

 

En el transcurso de las tres primeras participaciones en Copas del Mundo, los Pumas sólo lograron un triunfo. Fue en la fase de grupos de Nueva Zelanda 1987, cuando vencieron a Italia por 25 a 16. Tanto en Inglaterra 1991 como en Sudáfrica 1995, el seleccionado argentino no pudo obtener ninguna victoria.
En Gales 1999 fue el primer mundial en el que Argentina tuvo más triunfos que derrotas. Allí se ganaron los partidos ante Samoa y Japón, en la fase de grupos, y ante Irlanda, en el repechaje por los cuartos de final. Las únicas derrotas fueron ante el local en el debut y frente a Francia en los cuartos.
Luego de marcharse eliminada en la primera ronda de Australia 2003, producto de dos victorias y dos derrotas, la selección argentina de rugby llegó al récord de triunfos en un mundial en Francia 2007. El tercer puesto obtenido fue el resultado de haber llegado invicta a las semifinales, con triunfos ante Francia, Georgia, Namibia e Irlanda en la fase de grupos, y ante Escocia en los cuartos de final. La derrota frente a Sudáfrica privó a los Pumas de jugar la final. Sin embargo, el sexto triunfo en el torneo ocurrió nuevamente ante Francia, para volver al país con la medalla de Bronce.

El sexto triunfo en el torneo ocurrió nuevamente ante Francia, para volver al país con la medalla de Bronce.

En Nueva Zelanda 2011, se llegó a cuartos de final luego de perder con el local. En la fase de grupos la participación no había empezado bien, tras perder en el debut contra Inglaterra. Pero los Pumas se recuperaron y lograron la clasificación ganándole a Rumania, Escocia y Georgia.
El seleccionado argentino de rugby finalizó su octava participación en los mundiales en Inglaterra 2015 ubicándose en la cuarta posición, luego de perder el partido por el tercer puesto ante Sudáfrica. También salió derrotado ante las otras dos potencias del hemisferio sur: Nueva Zelanda, en el debut, y Australia, en las semifinales. Sin embargo no pueden olvidarse los grandes triunfos ante Georgia, Tonga y Namibia, en la fase de grupos, y frente a Irlanda en los cuartos de final. Así, este fue el cuarto mundial en que los Pumas terminaron con un balance positivo, es decir, con más victorias que derrotas. También fue la tercera vez consecutiva en que alcanzó dicha marca.
Argentina se ha consolidado entre los ocho mejores seleccionados del mundo, pasando la fase de grupos en los últimos tres mundiales y llegando a semis en dos de ellos. Además esta es la primera ocasión en que los Pumas terminan un mundial contando en el historial general más victorias, 19, que derrotas, 18.

 
share on:
share on: