Marcos Kremer, Pablo Matera y Jerónimo De La Fuente mostraron su felicidad luego de conseguir el pasaje a la final del Super Rugby 2019. Los jugadores hablaron del duelo ganado frente a Brumbies, del proceso que los llevó a atravesar este momento histórico y qué esperan del partido decisivo contra Crusaders. Mirá lo que dijeron. 

El partido del último viernes no fue uno más para Jaguares. Y ya desde la salida del equipo a la cancha los jugadores transmitieron que estaban viviendo algo único. Tanto los titulares como los suplentes salieron al campo de juego arengándose y haciendo un especie de pogo que llegó a su clímax con los fuegos artificiales, el humo naranja y el griterío de los 31.000 espectadores en la previa del duelo con Brumbies.
Jerónimo De La Fuente contó cómo llegó el equipo a la semifinal, detallando la manera en que se vivió la semana previa y dando indicios de por qué los jugadores fueron tan efusivos en el vestuario y el túnel: «Emocionalmente estábamos muy bien, muy enfocados en que teníamos que hacer un gran partido. Llegábamos todos los días a Newman gritando, tocando bocina. La unión que siente este equipo creo que se vio adentro de la cancha».
El pasaje a la final había que ganárselo al mejor equipo australiano y el tercero en la tabla general. La dificultad era mayúscula pero la franquicia argentina se impuso ampliamente a su rival desde el arranque. Y así lo manifestó Marcos Kremer: «Pusimos primera, agarramos la iniciativa y no los dejamos levantar cabeza». Por su parte, Pablo Matera también comentó cómo vivió el comienzo del encuentro y por qué fue clave el desarrollo en esos minutos para afianzarse frente a los australianos: «Estuvo bueno que en los primeros veinte minutos nos hayan salido muy bien las cosas para poder sacar una diferencia. Pero en ningún momento pudimos aflojar y no nos sentimos cómodos con el resultado. Es la única manera de afrontar un partido así porque contra estos equipos hemos perdido por desconectarnos durante diez minutos».
En relación a las fortalezas que mostró Jaguares ante Brumbies, Kremer dijo: «El partido lo preparamos con la seriedad necesaria para jugar una semifinal. Le pusimos muchísimo foco a nuestra defensa. Fue nuestra bandera y pudimos recuperar muchísimas pelotas, en el line, en el scrum, en las formaciones móviles. Eso salió bastante bien». Mientras que Matera agregó: «En el maul ellos no pudieron tomar inercia y en el scrum no pudieron sacar la ventaja que le sacaron a los demás equipos. Los paramos donde arrancan y lanzan su juego, donde ganan confianza y después no tuvieron alternativas».
El proceso que atravesó el plantel desde el 2016 al máximo nivel profesional, con Raúl Pérez al frente en las primeras dos temporadas, Mario Ledesma en el tercer año y Gonzalo Quesada en el presente campeonato, fue otro de los temas tratados luego de la semifinal. Así, De La Fuente brindó la siguiente reflexión: «Fuimos muy autocríticos con nosotros sobre lo que hicimos en estos cuatro años. La clave es no dejar de lado nada, decirnos las cosas de frente y mejorar. Sabemos que tenemos un gran equipo, que podemos mejorar mucho y trabajando así llegamos a una final». Matera también aportó su punto de vista: «Desde que arrancamos a jugar el Super Rugby en el 2016, el grupo siempre miró para adelante y buscó crecer, ser un mejor equipo, ser mejores jugadores y se fue logrando. No siempre ganamos partidos, no siempre clasificamos a los playoffs. Perdimos un montón de partidos pero todo fue un aprendizaje. Cuando ganamos o perdimos siempre miramos para adelante. Venimos creciendo todos juntos. Primero como equipo y después como jugadores, somos todos mejores de lo que éramos hace cuatro años. Creo que estamos en el camino correcto, buscamos seguir creciendo, no nos conformamos con nada y por eso estamos teniendo buenos resultados. Somos un equipo más sólido, sabemos manejar mejor los ritmos de los partidos y ser protagonistas. Esto es fundamental para jugar estas instancias».
Los jugadores comenzaron a palpitar la final del próximo sábado a la madrugada (el encuentro comenzará a las 04.35, hora argentina), mostrando la confianza que se tienen de poder conseguir el título. En ese sentido, De La Fuente no se quiere conformar con lo obtenido: «Me quiero sentir campeón con este equipo pero hay que ganar la final. No quiero ser pesimista pero es una final y del segundo no se acuerdan mucho. Obviamente de nosotros se van a acordar porque es la primera vez que vamos a jugar una final, pero con este equipo queremos ir por todo y levantar la copa». A su vez, Kremer considera que las chances de salir campeones se fundamentarán en una buena planificación así como también un buen comienzo del encuentro: «Se le puede ganar a Crusaders, obviamente. Tenemos que preparar una buena semana, analizarlos bien, buscar la iniciativa y arrancar con el pie derecho la final. El fin de semana que viene tenemos que estar al ciento por ciento físicamente. Nos queda solamente un partido para cumplir uno de los objetivos que nos propusimos a principio de año». Y Matera concluyó: «Crusaders tiene mucha experiencia. Es un equipazo. Pero sería una locura no soñar con el campeonato. El próximo fin de semana se viene el partido más importante en la carrera de todos nosotros. Ya va a haber tiempo para pensar lo que hicimos y logramos. Solamente tenemos que pensar en lo que se puede mejorar y en ser un equipo fuerte para ganar la final».
En la previa, el viaje a Nueva Zelanda para jugar en Christchurch podría aparecer como una complicación. Sin embargo, no fue lo que manifestaron los jugadores. «Seguramente el viaje influya algo, pero el equipo está muy bien como para hacerse problema por eso. Estamos en una final, sentimos las ganas de jugarla y ganarla. Todas estas cosas el staff las manejó muy bien durante todo el año y no van a haber problemas», dijo De La Fuente. Y Matera complementó: «El viaje no influye en nada. Es una final y se va a definir en mínimos detalles, en quién esté dispuesto a llevársela. No está en nuestra cabeza ni el viaje ni dónde nos toca jugar. Solamente nos preocupa corregir lo que se pueda antes del partido del fin de semana que viene».
 
share on:
share on: