El conjunto del Trébol se impuso 13-9 ante Inglaterra, y lo privó de anotarse con varias conquistas, como el Grand Slam y el record de partidos ganados de manera consecutiva.

En un pobre partido, Irlanda se propuso arruinarle el torneo perfecto a su archirival, Inglaterra. La Rosa venía de consagrarse bicampeón del 6 Naciones la semana pasada, y buscaba un triunfo en Dublin para quedarse con el Grand Slam y el record en soledad de victorias seguidas.
Al ganarle a Escocia el pasado sábado, Inglaterra no solo se coronó por segundo año consecutivo, sino que además igualó la marca de Nueva Zelanda de 18 triunfos de manera seguida.
Pero Irlanda, que ayer festejó el tradicional día de su patrono, Saint Patrick, no estaba dispuesto a ver cómo el rival al que siempre quiere vencer festejaba en su propia casa. De esa forma se aprovechó de un tibio equipo inglés, desconocido tras lo mostrado en los últimos 15 meses, y le ganó 13-9 en un encuentro chato.
De esta manera, Inglaterra terminó el máximo torneo europeo con un sabor agridulce y sufrió su primera derrota desde que Eddie Jones asumió la conducción técnica.
 
share on:
share on: