Matías Alemanno, Emiliano Boffelli, Jerónimo De La Fuente, Julián Montoya y Joaquín Tuculet se acercaron a hablar con la prensa tras el debut del seleccionado argentino en el Rugby Championship 2019. Repasá sus testimonios.

Como todos los años, el duelo entre los Pumas y los All Blacks en nuestro país despertó gran entusiasmo en los fanáticos del rugby. Por ello, más de 30.000 espectadores se acercaron al Estadio José Amalfitani ilusionados con ver el primer triunfo del seleccionado argentino ante su par neozelandés.
Los dirigidos por Mario Ledesma mostraron un gran rendimiento a lo largo de los ochenta minutos y llegaron al final del partido con las chances intactas de quedarse con la victoria. Pero Nueva Zelanda mantuvo su invicto y se impuso por 20 a 16.
Una vez finalizado el encuentro, varios protagonistas se acercaron para hablar con la prensa y brindaron su análisis de lo que fue el desarrollo del partido. Uno de ellos fue Jerónimo De La Fuente, que habló de la chance concreta que se tuvo de obtener la victoria: «Nunca habíamos estado en una posición tan buena como la que se nos presentó hoy de ir a buscar el partido ante los All Blacks hasta el último minuto. Hay que seguir trabajando como venimos que vamos bien. Con el trabajo que venimos haciendo vamos a tener muchas más oportunidades. No tenemos que bajar los brazos. Jugamos contra Nueva Zelanda, el mejor seleccionado del mundo. No se si en otro momento nos podíamos imaginar que los Pumas podían ganarle a los All Blacks. Cada vez se achica más la brecha y lo demostramos».
A su vez, Matías Alemanno destacó la importancia del rendimiento alcanzado ante Nueva Zelanda más allá de la derrotaasegurando que la experiencia acumulada servirá a futuro: «No nos podemos conformar con este resultado ante los All Blacks. Todos los que formamos parte de este equipo estamos con un gusto bastante amargo, masticando bronca. Pero es el camino a recorrer, tanto los malos como los buenos momentos. Todo es aprendizaje. Hoy estamos en un buen momento y hay que aprovecharlo, pero no hay que dejar de laburar nunca, hay que confiar en el equipo y en el proceso que las cosas van a salir».
Por su parte, Julián Montoya afirmó que los Pumas estuvieron a las puertas de conseguir un resultado histórico, pero comentó cuál fue la razón que los dejó con las manos vacías: «Nueva Zelanda es el mejor equipo del mundo y podríamos haberle ganado. Estuvimos cerca. Tenemos que aprovechar más las chances de marcar porque si las dejás pasar es difícil después volver a generar inercia». Mientras que Joaquín Tuculet fue en la misma línea: «En el segundo tiempo creo que fuimos superiores. Tuvimos varias oportunidades pero no las pudimos concretar. Tenemos que trabajar en eso, en ser más precisos para lograr ganar partidos como estos, que son partidos de detalles. Este tiene que ser el piso para seguir creciendo».
Respecto a la planificación realizada por el seleccionado argentino, que incluyó la incorporación de jugadores «europeos», Emiliano Boffelli comentó: «Tratamos de agregar algunas variantes respecto a lo que hicimos en Jaguares pero no pudimos plasmar durante los ochenta minutos ese plan de juego. Es algo a mejorar». Y continuó: «Que la mayoría del plantel sea el mismo que el de Jaguares y ya nos conozcamos con los chicos que vienen de Europa suma un montón». En ese sentido, De La Fuente manifestó: «Nosotros nos conocemos mucho por compartir el plantel de Jaguares. Los chicos que vienen de Europa, si bien vienen de otros clubes, conocen cómo jugamos. Así que es muy positivo que se sumen».
Al igual que lo mostrado en el Super Rugby por Jaguares, la defensa fue uno de los puntos altos de los Pumas. Por ello, Montoya comentó: «La defensa fue sólida a pesar de algunos quiebres que nos hicieron. En el contacto nos impusimos con los forwards varias veces». Y Alemanno agregó: «Estuvimos muy firmes en defensa, tuvimos buenas formaciones fijas». 
Por otro lado, para Matías la ofensiva aún debe ser mejorada: «Fuimos un poquito desprolijos con nuestras pelotas. Cuando nosotros jugamos a nuestro juego somos muy peligrosos. Tomamos riesgos, confiamos en nosotros, pero pequeños detalles e imprecisiones hicieron que perdamos el partido por muy poco». A pesar de este concepto, De La Fuente destacó el hecho de haber atacado hasta el último minuto: «El partido tuvo una intensidad muy alta y estuvimos a la altura. Terminar el segundo tiempo atacándolos en las últimas cinco yardas demuestra que el equipo está muy bien».
Las modificaciones en la disputa del scrum también fue un tema de conversación después del partido, sobre todo para los forwards. Así, Alemanno dijo: «La primera línea es la que más cambios nota, pero nosotros siempre colaboramos desde atrás. Los cinco de atrás estamos encargados de sostener a la primera línea para que no se vaya para adelante. Y después toda la caída y toda la presión siguiente nos corresponde a los cinco de atrás. Hay que concentrarse en el trabajo y corregir los errores. Contra los All Blacks anduvimos bien pero hay que seguir trabajando». Y Montoya también aportó su mirada: «Tuvimos buenos scrums. En algunos tuvimos más presión que en otros, pero para haber tenido una sola semana de entrenamiento con la nueva regla, fue una formación fija que anduvo bien. Es algo positivo, estamos mejorando y no queda otra que seguir laburando». 
Finalmente, mirando a futuro, Alemanno ya empezó a palpitar el duelo del próximo sábado ante los Wallabies. Y dijo: «Australia tiene un pack de forwards fuertísimo. Los equipos australianos lo demostraron en el Super Rugby con el maul y la potencia de sus forwards». Mientras que De La Fuente afirmó que el plantel debe seguir pensando partido a partido y no tener en mente la Copa del Mundo a disputarse en Japón: «No hay que pensar tanto en el Mundial sino que tenemos que ir paso a paso. Nos quedan tres partidos para seguir jugando, para seguir puliendo detalles y más que nada para pelear un puesto en la lista de jugadores que va a viajar a la Copa del Mundo. De eso no nos tenemos que olvidar. Acá nadie está citado al Mundial, sólo Pablo (Matera). Tenemos la oportunidad de representar muy bien al país y después tener una chance en la Copa del Mundo. Para nosotros, el Mundial todavía está lejos. Si jugás mal, no te van a llamar».
Foto: UAR.

 
share on:
share on: