Al igual que en el clásico jugado en la primera ronda, Martín Roger fue la figura en la victoria del CASI ante el SIC por la fecha 16 del Top 12 de la URBA. El apertura de la Academia no sólo fue el goleador de su equipo sino que también anotó todos los tantos (un try, una conversión y tres penales) con los que la Cebra venció al Zanjero por 16 a 9. Mirá lo que dijo luego de otra actuación consagratoria. 

Martín, me imagino la felicidad que estás atravesando después de haber ganado el clásico y haber anotado todos los puntos de tu equipo. ¿Cómo te sentís?
Es una locura. Estoy muy contento y al equipo le viene muy bien esta victoria. Creo que venimos haciendo las cosas muy bien en esta segunda parte, y llevarnos este partido es un envión anímico muy grande.
¿Qué aspectos destacás para que el CASI se haya quedado con el segundo clásico del año?
Esto es consecuencia del trabajo que hace el equipo. Para mí la defensa fue un punto clave contra el SIC; cuando somos intensos en defensa, somos otro equipo. Esa creo que fue la clave para conseguir el triunfo.
Cuando el partido estaba igualado en nueve tantos interceptaste una pelota clave para irte a apoyar el único try del encuentro abajo de la hache. ¿Qué pensaste en ese momento? ¿Sentiste la explosión de toda la hinchada?
Fue una alegría increíble. Cuando tuve la pelota en mis manos solamente me ocupé de correr. No escuché nada, solo pensaba en llegar al in-goal, tirarme y nada más.
En las dos rondas del Top 12, el SIC llegaba al clásico como líder y con muchos triunfos consecutivos. Pero el CASI pudo frenarlo con un juego que complicó al Zanjero. ¿Qué hizo la Academia para quedarse con el triunfo en ambos casos?
Como dije antes, la defensa fue clave. El SIC está haciendo un gran campeonato, es uno de los mejores equipos del torneo, y nosotros tenemos armas como para lastimar un equipo así.
¿Qué objetivos se proponen para cerrar la fase regular de la mejor manera?
Vamos a seguir partido a partido. Tenemos que seguir construyendo y mejorando nuestro juego. Debemos pensar y enfocarnos en nosotros sin ver quién será nuestro próximo rival.
 
share on:
share on: