Juan Patricio Anderson manifestó cuáles fueron las razones por las que Alumni obtuvo la victoria en el clásico frente a Belgrano Athletic. A su vez, el jugador de los de Tortuguitas se refirió a los aspectos que debe mejorar su equipo si quiere aspirar a la clasificación a las semifinales. Mirá lo que dijo.

Juan, tuvieron un gran arranque pero después se les complicó mucho y se quedaron con un jugador menos por la expulsión de Guido Cambareri. Sin embargo, pudieron dar vuelta el clásico sobre el final. ¿Cómo podés describir este duelo apasionante?
Fue un partido lleno de emociones. Arrancamos bien, los primeros veinte minutos estuvimos muy precisos y atacamos. Por ahí, en los segundos veinte minutos de la primera mitad tuvimos varias indisciplinas, nos faltó un poco de circulación en defensa y ellos se nos empezaron a venir. La tarjeta roja nos dejó con un jugador menos. Hubo que poner huevos y ganarlo como sea.
¿Qué hablaron en el entretiempo sabiendo que necesitaban el triunfo, con un jugador menos y contra su clásico rival de visitantes?
Se planteó dejar la vida en el segundo tiempo. Si no lo buscábamos no iba a venir. Nos preocupamos por lo que nos tocaba, hacer las cosas bien y meterle la actitud necesaria para ganar.
¿Qué pensás que debe seguir mejorando Alumni para sumar la mayor cantidad de puntos en las últimas dos fechas e intentar defender el título?
Lo que tenemos que mejorar ya son las indisciplinas. Nos estamos dejando hacer muchos puntos por penales que hacemos en nuestro campo. Y también hay que seguir mejorando el ataque, que es lo que nos gusta.
¿Qué es lo más destacable del juego de Alumni como para mantenerlo en lo que queda de la fase regular?
La defensa. La verdad es que cuando las cosas no salen bien nos agarramos de la defensa.
¿Qué gusto tiene para ustedes haber ganado los dos clásicos de la temporada regular?
Esta muy bueno, es una alegría muy grande. En la cancha de Belgrano no ganábamos hace mucho. El año pasado fue un partido parecido, también tuvimos una tarjeta roja en el primer tiempo. La verdad es que es una alegría muy grande.
 
share on:
share on: