Julián Resussone se mostró muy contento por haber finalizado la fase regular del Top 12 de la URBA con un triunfo ante su gente. A su vez, el jugador de Belgrano Athletic comenzó a palpitar la semifinal y habló sobre la influencia que tiene sobre el plantel la experiencia de haber jugado instancias decisivas con el Marrón. Repasá todas sus declaraciones.

Julián, ¿cómo vivieron este partido que fue el último de la fase regular después de veintidós fechas muy duras?
Fue muy lindo poder jugar en casa, despedirnos de nuestra gente de local. Creemos que fue un año bastante largo. Si bien ahora nos queda lo más lindo, poder estar con nuestro público, con nuestras familias acá todos juntos… Más allá del partido que hicimos, estamos muy contentos.
Francisco Gorrissen nos comentaba que se habían quedado con cierta bronca después de la derrota ante Newman y que se habían prometido trabajar bien en la semana para poder hacer un buen encuentro ante Lomas…
Sí, uno de los objetivos era ese. Si bien con Newman rotamos mucho el equipo, siempre la idea es mejorar el juego, poder sacar lo mejor de cada uno. Y creo que en este partido pudimos plasmarlo en la cancha. Los entrenamientos fueron muy buenos y eso se vio contra Lomas.
¿Cómo piensan preparar la semifinal?
Ahora estamos con mucha ansiedad, con muchas ganas. El año pasado no se nos dio, y volver a estar entre los cuatro mejores equipos de Buenos Aires ya es un honor pero no nos quedamos con eso. Somos un equipo que cuando entra concentrado, cuando entra con ganas y con actitud puede hacer cosas buenas. Estamos con una alegría enorme pero sabiendo que es un partido, que hay que trabajarlo, que no te pueden ganar las emociones. Si bien las emociones o la actitud tienen que estar, primero se juega con la cabeza y después con el corazón.
Si bien Belgrano tiene jugadores que se han ido sumando al plantel superior en los últimos meses, mantiene una base del equipo campeón del 2016. ¿Crees que esa experiencia les puede servir?
Sí. Hay una base importante pero la juventud que vino este año creo que le dio un plus. Creo que pudieron adaptarse muy bien al equipo, más que nada los tres cuartos que estamos haciendo una diferencia grande ahí. Antes capaz el juego de Belgrano se centraba sólo en los forwards. Sin dudas el tener partidos de playoffs en la espalda sirve, pero si no entrás con la actitud del primero, queda en la nada.
 
share on:
share on: