El seleccionado juvenil argentino comandado por el Head Coach José Pellicena y los entrenadores Enrique Pichot y Ricardo Le Fort desarrollaron sus entrenamientos en las instalaciones de Hindú Club. Repasá los testimonios de algunos de los protagonistas.

Este miércoles finalizó una nueva Concentración Nacional Juvenil M20. La misma tuvo cuarenta y nueve convocados, nacidos entre 1999 y 2001, y significó el regreso a la acción de los jugadores que se entrenaron juntos los últimos días de julio pasado, cuando jugaron ante Uruguay M20.
Los Pumitas, sextos en el reciente Copa del Mundo, continuaron con su preparación de cara al que será el próximo Mundial de la categoría, que será organizado por la Unión Argentina de Rugby en 2019. Por ello, la concentración sirvió para que el Head Coach José Pellicena y los entrenadores Enrique Pichot y Ricardo Le Fort saquen conclusiones de cara a cómo seguirá el proceso mundialista.
Tras los entrenamientos desarrollados en las instalaciones de Hindú Club, algunos de los protagonistas dejaron sus testimonios al sitio web oficial de la Unión Argentina de Rugby. Franco Gaglio, wing de Caranchos, dijo: “Fue una concentración muy dura. Es la primera vez que me convocan y si… tuvo un intensidad muy alta. Incluso, hasta pensé que iba a venir más intensidad aún. Era lo que me imaginaba y sabía más o menos con qué me iba a encontrar. El año pasado estuve en una del seven más o menos para esta fecha y si, cuando uno es convocado tiene que tener más o menos en claro que va a estar y va a vivir con muchísimo trabajo cada entrenamiento. Son detalles que los chicos que ya tienen varias concentraciones encima manejan con mayor facilidad, pero es sólo en eso, en los detalles, después, tanto las jugadas como la convivencia, todo funcionó bárbaro, como si nos conociéramos desde hace mucho. Realmente si me quedo con algo es con eso, con el grupo. Por supuesto que con el rugby también, pero cuando el grupo que se forma es buenos, todo lo demás se encara mejor”.
Por su parte, Francisco Minervino, pilar de Luján, dijo: “Fue mi primera concentración nacional. Sinceramente, me sirvió mucho esta convocatoria. Conocí personas muy buenas y jugadores excelentes. me sentí muy cómodo y muy bien. Fue una concentración muy intensa y eso estuvo bárbaro. La técnica, esa intensidad de la que hablaba, los detalles en cada ejercicio y todo el tiempo en realidad, hubo que estar al cien por ciento, con la máxima atención posible. Yo sabía que iba a ser de esta forma y traté de adaptarme y dar lo mejor de mí.
Y agregó: “Los forwards hicimos mucho hincapié en el line y el scrum en el primer día. La dinámica de trabajo fue muy buena tanto el martes como el miércoles, que tuvo otro nivel de intensidad y de volumen de trabajo. Igualmente, tal como mencionó Franco, también me quedó la sensación de haber estado con este grupo desde hace mucho tiempo. Casi enseguida hubo muy buena química de grupo y eso se notó ni bien arrancamos a entrenar. Cuando llegás por primera vez a un grupo, eso es importantísimo”.
Finalmente, Juan Segundo Rosas Paz, wing del Club Atlético Estudiantes, dijo: “Estuvo muy buena. Fue una Concentración corta y muy intensa. Se aprovecha una barbaridad. Cuando son de este estilo, todo lo que se hace es con más ritmo, muy duro, es palo y palo, no hay tiempo ocioso, siempre estás haciendo algo. Yo ya he estado en varias etapas anteriores y aunque parece que no, miro hacia atrás un par de años y me veo distinto. Lo que uno entiende, lo que uno hace, como uno comparte experiencias con lo que recién llegan a una Concentración… el cambio es notorio, tanto en mí y como en todos los que ya somos más grandes. Y no sólo en lo que hace al juego y al entendimiento del mismo, sino en los aspectos personales. Hemos evolucionado en todos los aspectos. Si, queda mucho por hacer y hay que seguir mejorando, eso sin dudas y es el mensaje que nos bajan los entrenadores y estamos convencidos por completo que ese es el camino”.
Fuente y foto: UAR.
 
share on:
share on: