Felipe Contepomi será galardonado como miembro del Salón de la Fama de World Rugby el próximo 10 de Noviembre. El jugador con más partidos con la camiseta de los Pumas será el tercer argentino en ingresar al selecto grupo que también integran Hugo Porta y Agustín Pichot. La historia detrás de un histórico.

A tres años de su retiro, el máximo anotador del seleccionado argentino tendrá un merecido lugar entre otros 133 personajes que hicieron historia en el rugby. La gala de honor se dará lugar en Mónaco, el segundo viernes del mes próximo, a 19 años y un mes del debut como Puma de Contepomi ante Chile.
“Todo es gracias a lo que me tocó vivir en todos los equipos que jugué, desde Newman, pasando por los clubes profesionales y principalmente por lo que viví con los Pumas. En cierta forma el reconocimiento está simplificado en mi persona, pero es para todo el rugby argentino”, manifestó el actual entrenador de Argentina XV.

Felipe comenzó su carrera en la primera Newman en 1996 y, tras un buen desempeño en el mundial de Gales 1999, desembarcó al año siguiente en Europa para vestir la camiseta del Bristol inglés, donde jugó hasta 2003. En  2009 pasó por el Toulon y en 2011 por el Stade Francais -de Francia ambos-; hasta el 2013 cuando retornó al club de sus inicios para retirarse.
Pero lo mejor de su carrera se vio cuando fichó para el Leinster de Irlanda, donde estuvo desde el 2003 hasta el 2009 y, no sólo obtuvo dos títulos, sino que también hizo historia al ser el primer rugbier argentino en conquistar el resistido el corazón de los irish.  Como en enero de 2006, horas después del nacimiento de su primer hija -Catalina-, el padre primerizo jugó para el club irlandés un partido en el cual convirtió 22 puntos. Durante esos años, se graduó como médico deportólogo en la Universidad de Dublin y formó su familia en el país celta.
Fue para ese entonces que, tras un flojo Mundial 2003 y con una lluvia de críticas en su espalda, el apertura que muchas veces alternaba con el puesto de centro formó parte de la gesta histórica del equipo argentino que consiguió el tercer puesto en Francia 2007.
Contepomi no sólo fue un valuarte del equipo con su entrega y su coraje, también aportó con su eficacia anotando los 91 puntos que lo transformarían en el mayor goleador en copas del mundo de la historia de los Pumas. Para 2011, en Nueva Zelanda,  se convirtió en un privilegiado al disputar por cuarta vez el certamen máximo de selecciones de rugby.
Siempre caracterizado por su rebeldía y su astucia para romper filas rivales y cruzarse con quien sea que se interponga, pero contando además con un pie prodigioso en juego y frente a los palos, Felipe Contempomi es el ejemplo de la transición de un rugby argentino combativo hacia el desarrollo de jugadores con mayor técnica y dinámica.
Un jugador histórico no sólo para Argentina sino también para el rugby mundial, que estará acompañado de Al Charron (134 caps para Canadá), Rob Andrew (135, Inglaterra), Fabien Pelous (136, Francia) y Phaidra Knight (137, Estados Unidos) en el ingreso al Salón de la Fama. Un merecidísimo lugar entre los grandes para un grande.
 
share on:
share on: