Gonzalo Quesada brindó sus testimonios en conferencia de prensa luego de la actuación de Jaguares ante Sharks. Repasá sus declaraciones más destacadas tras la victoria ante la franquicia de Sudáfrica.

Tras la exigente gira por Oceanía, que terminó con un saldo positivo de tres triunfos, una derrota y la clasificación a los plauoffs asegurada, Jaguares regresó a nuestro país pata encarar el cierre de la etapa regular. El nivel mostrado por los argentinos sigue estando a la altura de las circunstancias y el público, que acompañó en gran número la última presentación de los argentinos en el Estadio José Amalfitani del Club Atlético Vélez Sarsfield, se ilusiona con seguir viendo en la cancha un equipo que no para de hacer historia.
Luego de vencer a Sharks en la tarde del sábado, Gonzalo Quesada, Head Coach de Jaguares, brindó sus sensaciones en conferencia de prensa. Y en relación al partido contra la franquicia sudafricana, dijo: «El desafío era jugar contra un rival muy duro, que venía a jugarse su clasificación, y responder a las expectativas que se generaron desde afuera. Mentalmente no es lo más simple. Saber que la cancha iba a estar llena, que mucha gente esperaba ver a Jaguares y que el equipo responda y juegue un gran partido, hace que este encuentro pueda ser considerado uno de los mejores del año. Era un lindo desafío y se logró jugar un partido sólido, en cuanto al contenido, lo que se hizo en la cancha, ganar con punto bonus. Fue un encuentro muy completo y uno de los más logrados de la temporada».
Respecto al análisis puntual del desarrollo del partido, Gonzalo agregó: «Los primeros veinte o veinticinco minutos tomamos la iniciativa, pudimos marcar un try desde nuestro primer lanzamiento de juego con una jugada preparada que salió muy bien. Después el encuentro entró en un ritmo un poco complicado, más lento, donde se les hacía difícil a los dos ataques generar dinámica. Nos fuimos al entretiempo, como se le dice en Francia, con un ‘falso ritmo’, donde el partido no termina de acelerar. En el segundo tiempo volvimos poco a poco a jugar al ritmo que queremos jugar nosotros. Creo que ahí estuvo la diferencia, cuando nos hicimos fuertes».
A su vez, Quesada destacó los avances conseguidos por sus colaboradores y que se ven plasmados en el juego de Jaguares: «El trabajo de Andrés Bordoy en las formaciones fijas ha sido muy bueno a lo largo del año. Y el compromiso de todos los jugadores para que nuestro scrum, nuestro line, nuestro maul siga mejorando es muy grande». Y en relación a esos aspectos, el entrenador tuvo tiempo de hablar sobre el nivel mostrado por Javier Ortega Desio y Francisco Gorrisen, que tuvieron que reemplazar a Guido Petti, desafectado por una lesión: «Es buenísimo saber que, más allá de la lesión de Guido, de que el line sea su punto más fuerte y que el equipo ha tenido muy buenos resultados con él en cancha, la formación puede ser eficaz rotando jugadores. La responsabilidad recayó en Ortega Desio y cada vez que lo necesitamos lo hizo bien. La ausencia de Guido también nos dio la oportunidad de que Francisco Gorrisen pueda entrar a jugar y cubrir una opción en el line; es un buen saltador y canta bien en el line. Lo nombro porque agarró una pelota importantísima en el segundo tiempo. Entró poquito, queríamos que debute sí o sí y robó una pelota muy importante. Eso es una doble satisfacción. Guido tuvo una lesión que no lo deja afuera de la temporada pero puede recuperarse mientras el equipo sigue rindiendo bien».
Por su parte, el Head Coach de Jaguares contó cómo será el trabajo a realizar pensando en Sunwolves, el próximo rival de los argentinos el viernes: «Nosotros venimos en un proceso donde estamos trabajando en muchos aspectos de nuestro juego, que son las bases; y también en algunas variantes que laburamos semana a semana. Creo que lo que tenemos que seguir entrenando es la capacidad de creer en lo que estamos haciendo, que nos está dando resultado. Es saber que todos los lunes empezamos de cero, que no hay nada adquirido y que la humildad es el valor número uno desde que arrancó el año. En esto es en lo que más vamos a seguir trabajando el lunes, más allá de que seguramente para algunos el foco esté en los cuartos de final. Nosotros nos vamos a preparar para enfrentar a Sunwolves muy seriamente».
Siguiendo el mismo razonamiento, Gonzalo contó cómo se seguirá manejando el plantel en relación al recambio e jugadores de una fecha a la otra, con el objetivo de nivelar las cargas de cansancio: «Vamos a mantener la coherencia de mantener a todos los jugadores en un buen ritmo de juego, respetando la lista que le presentamos a la Sanzaar cuando arrancó el año. Cuando tenemos varios lesionados en un mismo puesto hay jugadores que lamentablemente juegan un poquito más de la cuenta aunque estamos muy bien. Si las lesiones y la lista lo permiten, obviamente vamos a seguir con la rotación. No sólo para preparar el futuro sino porque también necesitamos un buen partido contra Sunwolves, necesitamos que algunos jugadores descansen un poco, que otros jugadores jueguen. Está clarísimo para mi que los jugadores que jueguen el viernes que viene también se juegan su puesto en los cuartos de final».
Quesada amplió su concepto en torno a los cambios en las formaciones titulares: «Haber rotado poco nos podría haber llevado al partido con Sharks clasificados pero con el equipo sin la energía suficiente para el sprint final. Así que la rotación era necesaria. En la gestión de la dinámica del grupo es fundamental el compromiso que tomamos con los jugadores de que todos tengan oportunidades, de que todos tengan confianza. Esta confianza le dio la oportunidad a muchos jugadores de mostrar su nivel o de que jugadores que se sintieran titulares no se relajaran. Hubo una muy buena competencia y ningún jugador está saturado. El único punto débil de esto es que en el ataque se pierde un poco de coordinación, se pierde fluidez. Pero hoy por hoy no puedo estar más que contento con haber mantenido ese camino y ojalá nos permita llegar con mucha energía al sprint final».
Finalmente, el Head Coach de Jaguares describió el proceso que atravesó la franquicia argentina hasta llegar al buen momento actual y cuáles son las razones del éxito: «Hubo un laburo muy bueno de Raúl Pérez, que agarró este proyecto de cero. El rugby argentino tenía que descubrir el nivel del profesionalismo. Esa experiencia pagó el derecho de piso, con un gran trabajo del staff. Eso permitió que la temporada pasada se mejore mucho con Mario Ledesma, Nicolás Fernández Miranda, Martín Gaitán y todo el staff. Y este año desde que arrancamos nos planteamos algunos objetivos, cambiamos muchos aspectos del funcionamiento, de la manera en la que queríamos hacer las cosas este año tratando de respetar lo que se había hecho antes. Dentro del equipo tenemos un staff de preparadores físicos, de kinesiólogos que conocen este campeonato y hacen un trabajo espectacular para permitir que los jugadores rindan bien físicamente y que tantos jugadores puedan mantenerse en cancha. Ese conocimiento que traen quienes estuvieron los años anteriores más lo que intentamos hacer este año está dando sus frutos. Yo estoy muy orgulloso por cómo están saliendo las cosas. Tomamos unos compromisos muy fuertes desde que arrancó el año. Se habló de objetivos, de sueños, de vivir algo muy fuerte este año, y todos estamos muy compenetrados, con mucha humildad disfrutando este camino. Se nos está dando todo como lo soñamos». 

 
share on:
share on: