Martín Brousson destacó la importancia que tiene para el plantel del CASI la victoria en el clásico número 130 ante el SIC, correspondiente a la quinta fecha del Top 12 de la URBA. A su vez, el capitán de la Academia explicó las causas por las que su equipo se quedó con el triunfo. Repasá todos sus testimonios.

Habían arrancado mal la temporada, pero contra el SIC consiguieron su primera victoria en el campeonato. ¿Qué tiene de especial esta victoria más allá de que se consiguió en el clásico?
Lo especial de este partido es que veníamos mal y necesitábamos un desahogo, necesitábamos demostrar lo que veníamos entrenando, las cosas que veníamos haciendo, el sacrificio que le veníamos metiendo todo este tiempo desde la pretemporada. El club lo necesitaba, nosotros lo necesitábamos. Demostrar que finalmente funciona lo que entrenamos es un desahogo. Pero después del festejo tenemos que dar vuelta la página y desde el lunes volver a entrenar. Ganando o perdiendo íbamos a hacer lo mismo. Por suerte se dio para convencer más al equipo de que este es el camino.
¿Qué era eso que venían entrenando pero no venía saliendo? ¿Por qué creés que contra el SIC pudieron redondear una buena actuación a partir de ese entrenamiento?
Nos terminamos de conectar como equipo. El compromiso que tenemos por el de al lado fue cada vez más grande; dejamos de mirarnos a nosotros mismos, criticar al de al lado y empezar a laburar por el de al lado. Creo que todo eso se fue gestando en la semana previa al clásico después de un mal partido contra Atlético del Rosario, donde estuvimos muy separados como equipo. Nosotros queríamos demostrar que no entraba a la cancha un grupo de jugadores sino un equipo de rugby. Se demostró contra el SIC, fue el momento justo para hacerlo. Así que estoy muy contento por eso y muy contento por el plantel que tenemos.
En cuanto al juego, ¿cuáles fueron las fortalezas del CASI? ¿Dónde encontraron los huecos para doblegar al SIC?
Creo que la intensidad en el contacto y la defensa fueron muy buenas. El tackle y la defensa se vieron muy bien. Y logramos aprovechar las oportunidades que tuvimos, los penales que convirtió Martín Roger y el try de Jerónimo Solveyra, que fue importante porque nos dio una ventaja que era muy difícil de remontar para ellos. La clave estuvo en aprovechar los errores del rival.
¿Qué tiene que mejorar y qué tiene que mantener el CASI a partir de esta actuación?
Mejorar un montón de cosas. La idea es no dejar nunca de tener cosas por mejorar porque hablaría muy mal de nosotros como equipo. Con humildad siempre se puede mejorar un poco más lo que hacemos. Lo que no podemos bajar la vara es la intensidad con la que jugamos, la agresividad en el contacto y dejar todo por el que tenemos al lado.

 
share on:
share on: