Newman y Regatas cerraron los cuartos de final del Top 14 de la URBA. La Catedral vivió una tarde a estadio lleno y a puro color. No dejes de mirar las fotos de las coloridas hinchadas.

El torneo más importante de la URBA vivió su segunda jornada de playoffs. La tribuna principal del Club Atlético San Isidro otorgó un gran colorido tanto del lado de Newman como del de Regatas con muchos cánticos, pero sobre todo con gran nerviosismo desde el minuto cero al ochenta.
La ilusión de los dos equipos por obtener su primer título en la historia se podía palpitar a cada paso. Si bien los conjuntos de Benavídez y Bella Vista no habían arrancado de la mejor manera la fase regular del Top 14, sobre el final de la misma se ganaron su lugar en los cuartos de final obteniendo grandes resultados. Quizás éstas fueron las razones para que la convocatoria haya sido tan exitosa.

 

El partido brindó grandes emociones y cambios constantes en el marcador, lo que hizo que el espectáculo en la cancha haya sido atrapante. Newman sólo pudo cantar victoria cuando Federico Anselmi, árbitro del encuentro, hizo sonar su silbato para señalar el final del encuentro. Y como en tantos otros partidos, Gonzalo Gutiérrez Taboada fue el encargado de darle el triunfo a su equipo luego de acertar un penal con lo justo sobre el final del partido.  Ahora el Cardenal deberá medirse con Hindú Club en las semifinales.
Al igual que en el encuentro que San Luis le ganó al San Isidro Club, el equipo ganador invadió la cancha para festejar, mientras que el derrotado ovacionó a sus jugadores por el esfuerzo realizado. A su vez cabe destacar el apoyo que Newman y Regatas le brindaron a Jerónimo Bello con un desfile de niños de ambos clubes con camisetas con la leyenda «Fuerza Jero» antes de iniciar el partido.
El primer fin de semana de playoffs ofreció grandes espectáculos en la cancha y un apoyo incondicional en las tribunas, por lo que se espera que en las semifinales la Catedral vuelva a vivir lo mejor del rugby.
 
share on:
share on: